Activando a una generación para la conquista
  La canción es una excusa
 



“La Canción sólo es una Excusa”

Jonathan Cid

 

Capítulo: Una Invitación a morir

 

Un amigo me dijo alguna vez, que ya se ha dicho todo con respecto a la alabanza, al escuchar este comentario comencé a meditar seriamente, ya que considero que Dios es Inmenso y nunca ha dejado de sorprenderme con algo nuevo, y resolví que era imposible que ya se hubiese dicho todo con respecto a la alabanza, así es que comencé a investigar y a intimar con Dios de una manera especial para entender aun más los misterios insoslayables que se encuentran en la alabanza.

 

Hay un nivel que no hemos experimentado en la alabanza, y esa es la alabanza sobrenatural. Me he preguntado cómo será la alabanza en el tercer cielo, en donde esta la Gloria de Dios, en su reino solo se hace alabanza día y noche al Señor, los ángeles, los 24 ancianos, todos adoran al creador por toda la eternidad. Este es un nivel alto y sublime, si hay quienes saben de alabanza, son los seres que habitan la esfera sobrenatural de Dios. Pero por algún motivo Dios prefiere la alabanza terrenal que la celestial, quiero decir que prefiere mil veces habitar en medio de la alabanza de un pueblo natural de personas de carne y hueso que la alabanza que existe en el tercer cielo. Aunque esta alabanza es alta y sublime en el cielo, cuando su pueblo lo adora,

nosotros, sus hijos, el inmediatamente deja su trono y desciende y hace habitación de la alabanza de sus hijos. Esto es parte de lo que es la alabanza del Nuevo Pacto, alabanza de gracia, tema que desarrollaremos en los capítulos siguientes.

 

En más de alguna oportunidad, mientras adoraba en mi iglesia, sucedió que comencé de manera natural a cantar y aplaudir a Dios, y cada vez mi corazón se identificaba más con cada una de las alabanzas que estábamos cantando en la congregación, sentía que mi corazón se elevaba a la misma presencia de Dios, y algo en mi interior comenzaba a desbordarse, sentía un gozo tremendo, de pronto, la música quedaba en segundo plano, la gente a mi alrededor desapareció y yo quedé contemplando la Gloria de Jehová. ¡Estaba adorando y alabando en la esfera sobrenatural!, donde los imposibles, son posibles, donde Jehová ministra el corazón afligido, ¡Aleluya!, en este momento es imposible para mi, no elevar una alabanza a Dios en medio de lo que escribo.

 

“ Bendito eres tú oh Jehová, Señor de mi vida Rey poderoso, que haces de la nada, maravillas, te alabaré oh Señor por toda mi vida, Amen”

 

En el libro de Hebreos 13:15 leemos “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”. Quisiera destacar dos palabras sumamente importantes que se encuentran en este versículo, una es la palabra Sacrificio, y la segunda es la palabra Fruto. En este versículo nos da la solución a una de las problemáticas más frecuentes en los músicos y ministros de alabanza de nuestros tiempos.

 

Para nadie es desconocido el tema de cómo tratar a los músicos y Ministros de alabanza, todo músico tiene problemas con su ego, se sienten en la necesidad de ser siempre reconocidos en todo lo que hacen, para ellos es muy fácil perder la mirada en el blanco que es Jesús, muy probablemente es que confundan sus motivaciones, y se dejen llevar de una manera más natural, es por esto que aun no se rompe la barrera de la alabanza tradicional, y no hemos alcanzado ese nivel Zoe (vida del Espíritu) al cual Dios nos quiere introducir. Para esto es que debemos morir a nuestra naturaleza humana, y ser más espirituales.

 

Ahora bien, no quiero decir místicos o santurrones, pero les quiero recordar lo que Dios nos dice a través de su palabra, “ ¿ Quien subirá al monte de Jehová, y quien estará en su lugar santo?, el limpio de manos y puro de corazón”. Subir al monte de Jehová, implica subir en alabanza al lugar de adoración, o sea Sión, adorar en la esfera Sobrenatural, es en las alturas, los lugares altos, intimidad implica aposento alto, solo en los lugares altos se adora, debemos adorar a Jehová en el lugar alto de nuestro corazón.

 

Pero ¿Qué significa ser un sacrificio?, la verdad es que Dios está completamente interesado en que todos sus adoradores mueran. Sí, y aunque parezca irrisorio y contradictorio, el peor estorbo que Dios tiene para fluir, eres tú mismo, ya que el YO, es decir; tu voluntad, tus emociones, tu intelecto, te juegan malas pasadas, y luchan en tu interior para que tu seas independiente.

 

Un principio importante a considerar es que: El ministro debe ser 100% teodependiente, esto quiere decir; completamente dependiente de la voluntad de Dios. Lamentablemente es nuestra alma la que lucha constantemente con nuestro espíritu. En realidad nosotros no tenemos nada de valor que le pueda servir a Dios para su obra, ya es un gran honor que Dios nos considere en su plan redentor, pero el mal de muchos músicos es el pensar que Dios depende de ellos para mover su espíritu en la alabanza, es por esto que se hace necesario morir al Yo, morir a mi propia voluntad y comenzar a hacer la voluntad del Padre.

 

Cuando se ofrecía sacrificio Vacuno a Jehová (Lev 1:5-9), el animal debía ser sometido a un proceso para ser un buen sacrificio, en primer lugar era degollado, era muerto, para después ser desangrado y posteriormente desollado y trozado. Ahora bien, es evidente que esta imagen es un poco sangrienta y fuerte, pero éstas eran las ordenanzas de Dios con respecto a un Holocausto. No se podía ofrecer un sacrificio sin que pasara por este proceso de preparación antes de ser consumido por el fuego.

 

Muchos cristianos en nuestra época gustan de las cosas instantáneas, como leche instantánea, café instantáneo, etc., pero lamentablemente “no existe consagración instantánea o unción instantánea”, todo se obtiene después de pasar un proceso con Dios. Muchos son los que tratan de saltarce etapas con Dios, pero a la larga sufrirán porque les faltará aquella experiencia especial que no tuvieron.

 

He visto muchos ministros que imitan a otros, pero sin fluir en el espíritu, se parecen a este o este otro ministro de alabanza, dicen lo mismo, usan las mismas arengas, e incluso algunos se visten igual o compran los mismos instrumentos que ellos, pero no pasa nada del fluir de Dios, tratan de cantar las mismas canciones con la misma intensidad y énfasis, pero no fluyen. ¿Por qué? Porque en realidad la unción no está en cómo visten, o en cómo arengan, ni siquiera en la canción. La unción está en la consagración, y en que estos hombres de Dios ya han sido muertos por Dios en el altar del sacrificio.

 

La primera etapa de un sacrificio era ser degollado, esto implica cortar toda comunicación con la cabeza y el cuerpo, en definitiva la cabeza representa nuestra alma, en donde están nuestras emociones, el intelecto, y la voluntad, todo esto controla a nuestra carne, y nuestro ser. Ahora bien, al ser degollados espiritualmente por el cuchillo de la palabra de Dios, nuestro YO muere y pierde toda potestad sobre mi ser.

 

Necesitamos entender que debemos morir, ya que nuestra voluntad no es la voluntad de Dios, que nuestro intelecto no es nada ante la omnisciencia de Dios, él es el que todo lo sabe, y no existe de manera concreta, ningún aporte de ninguna especie que yo pueda hacer a Dios, ya que en El está toda la sabiduría de la existencia, es por esto que Dios resiste al músico o ministro que “tiene mayor concepto de si mismo que el que debe tener”. Sin embargo él da gracia al humilde, a aquél que tiene una actitud de aprendiz todos los días con Dios.

 

Recuerdo una vez ministrando la alabanza en un Congreso. Al terminar, un joven se me acercó y me dijo: Pastor Jonathan ore por mí para que pueda tener lo que Dios le dio a usted. lo miré a los ojos y recordé una enseñanza de mi Apóstol Lucas Márquez, y le dije; si quieres tener lo que yo tengo, tienes que orar todas las horas que he orado, tienes que ayunar todos los ayunos que he hecho, tienes que llorar todas las lagrimas que yo he llorado, tienes que estudiar todos los años que yo he estudiado, y estar durante horas y horas de ensayos, porque las unciones instantáneas no existen.

 

El yo, ha sido la problemática más grande que El Señor ha tenido que resolver, desde que Luzbel, el cual sería el director universal de alabanza del reino de los cielos dijera 5 veces YO, (Isaías 14:13-14), siempre el YO, nuestra carne, y nuestra voluntad han sido un problema para Dios,. Cuando la palabra de Dios penetra como espada filosa, destruye todo argumento en la mente del hombre, y ya no desea hacer lo que se le plazca, sino lo que Dios quiere, esto es renunciar a mis privilegios por poder hacer la voluntad de Dios, esto en definitiva es morir; pero aún así, morir es aun más profundo.

 

El segundo paso es desollar el sacrificio, es decir; sacarle toda la piel. Creo que esto es uno de los momentos más fuertes dentro de un Holocausto, ya que el ver a un animal sin piel es completamente horroroso, porque todos los músculos y terminaciones nerviosas quedan a la vista, se pierde toda identidad y toda atracción.

 

Es este mismo proceso el que Dios somete al que quiere ser Ofrenda grata o Sacrificio para Jehová, Dios te tomará y te desollará, para que veas tu verdadera naturaleza. Muchos músicos piensan que el atractivo que poseen, de que muchas personas quieran estar con ellos, y charlar, es por sus capacidades, pero están muy equivocados, lo que me hace tierra deseable para otros es solo la gracia infinita que Dios pone sobre nosotros, sin esta seriamos como un animal sin piel, feos, sin atractivo.
 
Por lo general Dios siempre a usado cosa inservibles para el mundo pero en
las manos de Dios, verdaderos tesoros, un ejemplo claro es cuando Dios determino que se le hiciera un arca en donde el habitar, y mando que se le hiciese de madera de Acacia, esta planta no le alcanzaba para ser árbol, era un simple arbusto todo mal trecho que ningún carpintero gustaría de trabajar, más Dios mando que su arca se elaborara de este material, cuando el arca estuvo hecha, mando a que se le recubriera con oro por dentro y por fuera, pues bien Dios a hecho lo mismo con nosotros, el nos cubre nuestra naturaleza humana y pecaminosa, y a la vista del Padre, por medio de Jesucristo que esta en nosotros, el nos ve santos y justos ya que su hijo quien habita en nosotros es Santo y Justo, esto es lo que los teólogos llaman la justificación, y es verdad, sin Dios no seríamos nada ni nadie, él es el que pone ese atractivo de que la gente cuando pasamos se da cuenta o percibe, ¿nunca a usted le paso que al comprar en una tienda o solo al charlar con alguien le dijeron, usted tiene algo especial?, bueno reitero que ese algo especial es la presencia de Dios que esta con usted. Otro ejemplo claro es tambien, Mefiboset, el hijo de Jonathan y nieto del rey Saul, quien quedo lisiado de sus pies cuando la nodriza tropezó y lo soltó tiràndolo al suelo, luego de algún tiempo lo mando llamar el rey David y lo sentó a su mesa. Mefiboset era lisiado, pero en la mesa no se le veían los pies, la mesa de la gracia lo cubría.
 
Ahora si es muy importante
el saber que la presencia de Dios estará conmigo a la misma medida en que yo aparte tiempo en estar junto a la presencia de Dios, esto es intimidad con Dios, es mi tiempo debocional cada día. Muchos músicos se han confundido completamente, por que cuando ellos ministran alabanza suceden cosas, la gente llora, ríe, se conecta con Dios, caen bajo el poder del espíritu, y creen que es por ellos, o por lo que tocan, en realidad Dios fluye por misericordia de los que están esperando algo de El, de aquellos que tuvieron que caminar kilómetros por estar en el culto adorando a Dios, principio, que en las reuniones carismáticas en las que un ministro este dirigiendo la alabanza, la gente llore, salte, ría, caiga, eso no interpreta que el ministro este en plena comunión con el espíritu santo, Dios si tiene que hacer hablar a un burro para que entiendan (balan), lo hará, recordemos las palabras de Jesús cuando entro triunfal a Jerusalén en donde hace mención que hasta las piedras lo aclamarían, el salmista dice que toda la creación alaba a Jehová, en realidad no es lo que yo pueda hacer, sino lo que Dios pueda hacer conmigo.

 

Jesús lo planteo de manera magistral cuando habla con la mujer samaritana y le dice que Dios es espíritu y que él busca adoradores que le adoren en espíritu y en verdad, creo que esto de adorar en verdad, esto es el adorar en integridad, como un libro abierto leído por todos sin nada que ocultar, ahora bien, Dios antes que adoración, busca adoradores, en el cielo el posee un nivel de adoración muy superior que el hombre pueda darle, pero en realidad, lo que el busca es mas que una canción, es al hombre, el corazón contrito y humillado, es cuando la canción pasa a segundo plano y se convierte en solo una excusa. 

Dios busca a través de la alabanza y la adoración,
relacionarce con el hombre, ya que cuando adoramos al señor se produce comunicación reciproca. La verdad es que todo lo que somos es por parte de Dios, y sin Dios solo seriamos un trozo de madera de acacia. En definitiva esto es ser desollado por Dios, es dejar nuestra naturaleza al desnudo, es cuando Dios deja que puedas ver tu reflejo.

 

Después de todo esto el holocausto también era trozado y partido, este era unos de los procesos más conmovedores por que el animal era partido y sus huesos eran quebrados de tal manera que se podían ver los tuétanos, y posteriormente era compuesto el sacrificio sobre la leña, bueno esto es exactamente lo que Dios hará con usted, El Señor desea que nosotros podamos entrar a un proceso de quebrantamiento, en donde nuestro corazón quede palpitante y al rojo vivo frente a Dios. 

Quebrantamiento, moldeaje, poda, trato, martillage, estos y otros términos similares son los
que usa la Biblia para referirce al proceso de trato de Dios con el hombre, este tiempo es doloroso, por que Dios inserta su palabra tan profundamente que comienza a purificar mediante la reflexión de la palabra nuestro entendimiento y esto es lo que conlleva al cambio del individuo.

 

Parte de este tratamiento esta enfocado hacia el carácter del hombre de Dios, ya que por lo general todos los músicos tienen eso del YO muy fuerte y por consiguiente tienen un carácter arrogante y vanidoso, melancólico y sanguíneo de ves en cuando, cosos que para Dios no son nada de buenas y es por esto que se tratan con más firmeza Dios se compara con un alfarero y también con un orfebre, en cierta oportunidad visite un pueblo de mi País llamado Pomaire en donde se caracteriza por la artesanía en barro y observe a un hombre que trabajaba con este material, amasaba fuertemente en un recipiente el barro y luego lo tomaba y con toda sus fuerza lo azotaba contra el suelo en reiteradas veces, y le pregunte, para que es que hacía esto de azotar el barro contra el suelo, él me respondió, que al incorporar agua a la mezcla de arcilla, siempre se incorporaban burbujas de aire que si no las sacaba, cuando cociera la greda, estas burbujas serian espacios vacíos que serian los puntos de mas vulnerabilidad propenso a destruirce, y la única manera de sacar estas burbujas era azotándola en el suelo varias veces a fin de que las burbujas salgan a la superficie y se disipen. 

 En realidad es
esto lo que Dios pretende en nuestras vidas, nos azotara un par de veces en el suelo para sacar nuestras imperfecciones, y se cumplirá lo que dice Dios en su palabra Prov. 24:16 “ Siete veces caerá el justo, y vuelve a levantase”, es completamente necesario pasar por este quebrantamiento como el del holocausto, por que Dios en estos tratos, lidia con nuestro carácter.
 
Alguien una ves
me dijo que quería ser un canal de Dios, yo le dije, muy bien pero el canal es inerte no tiene vida, solo sale lo que entra, en cambio es muy distinto querer ser expresión de Dios, ya que tu vida, hablar cantar, todo lo que tu hagas expresará a Dios. Mucho más me gusta la comparación de Dios con un orfebre, esta persona es aquella que trabaja con el oro, y su proceso de refinamiento también es fuerte. El artesano y toma la pieza de oro y la mete en un horno llamado crisol, en donde a elevadas temperaturas el oro comienza a ceder y es vulnerable al cambio, luego cuando esta al rojo vivo se coloca en el yunque para ser golpeado muchas veces y luego llevado al agua, el orfebre termina el tratamiento cuando se puede reflejar su rostro en la pieza de oro, bueno Dios hará lo mismo con usted, lo someterá a las pruebas de refinación y quebrantamiento, a altas temperaturas que pare3cerá que ya no podremos soportar masa, y no suficiente con esto, Dios nos golpeará con su palabra sobre el yunque del testimonio, y nos moldeará, hasta que su rostro se pueda reflejar en nosotros. 

En esta última línea hice mención de una palabra que considero muy
importante, “moldear”, todo hombre o mujer de Dios llamada a la alabanza y la adoración debe poseer esta característica, ser moldeable, esto significa ser corregible, que cuando se equivoque este dispuesto a la corrección, es por esto que siempre es bueno tener una autoridad espiritual sobre uno, y es bueno y sano que ejerzan autoridad sobre uno, la mayoría de las oportunidades en que los ministros han caído, a sido por que llegaron a un punto que no rendían cuentas a ninguna autoridad espiritual, muchos no gustan de esto por que hiere el orgullo, pero eso es exactamente lo que quiere Dios, que seamos hombres quebrantados, sujetos y obedientes.

 

El último proceso del holocausto era cuando se componía la leña y se prendía fuego y el sacrificio se consumía; ahora veamos algo interesante, de todas las cosas que los sacerdotes hacían para que el holocausto fuera grato, o sea, degollarlo, desangrarlo, desollarlo, quebramtarlo y luego quemarlo, solo le interesaba una sola cosa, el humo, en realidad lo que Dios quiere decirle es que nada de lo natural y que usted posea le interesa, de 450 kilos de un holocausto a Dios solo le interesa el humo, de 450.000 cosas que yo pueda hacer para Dios, solo le interesa un a sola cosa, mis motivaciones.

 

Algunos músicos han comenzado a prepararse en escuelas de música, la pregunta es cual es tu motivación, esta es una palabra compuesta de dos, una es motivo y la otra acción, o sea la pregunta es, cual es el motivo de tu accionar, querer consagrarte para Dios? O en realidad para ser considerado como mejor músico, lamentablemente muchos tienen sus prioridades equivocadas, pero cuando tu motivación es correcta, Dios bendecirá tu ministerio.

 

Concluyo entonces que Dios esta atento a las motivaciones de nuestro corazón y eso es lo que lo impulsa a derramar una unción especial a algún musico o salmista, nunca lo olvides que la motivación correcta derrama una bendición y unción especial.

 

 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=